Innovación en Oftalmología
  • Email
    eyecoreyes@gmail.com
    eyecoescalante@gmail.com
  • Teléfono
    5250-0770
    5545-5254

Información para el paciente

  • home  /
  • Información para el paciente
La prevención es prioridad
Septiembre 2018

El hábito de revisar periódicamente nuestra vista nos ayuda a diagnosticar algunas patologías y otros problemas visuales. Estas revisiones se recomiendan en todas las etapas de la vida.

Antecedentes familiares

Al igual que con algunas otras enfermedades, muchas de los parecimientos oculares son hereditarios. Es por eso que cuando hay antecedentes familiares, es necesario diagnosticar o descartar ciertas patologías o, en su caso, conocer las probabilidades de desarrollar la enfermedad y su posible evolución con su respectivo tratamiento. Y esto es posible gracias a los diagnósticos genéticos.

Primeros años

Diagnosticar y tratar adecuadamente durante la infancia los defectos refractivos o patologías oculares, reducirá de manera muy importante la posibilidad de que estos padecimientos se conviertan en crónicos e irreversibles y evitaremos que su visión sea mermada para el rendimiento escolar de los niños.

Llegando a los 40 años

A partir de la cuarta década de vida comienza un proceso degenerativo de nuestros ojos. Estos empiezan a envejecer y habitualmente aparecen los primeros síntomas de presbicia (pérdida de elasticidad y capacidad de enfoque del cristalino) o de patologías más graves o complejas asociadas a la edad, por lo que revisar la vista en esta etapa es muy importante.

A los 60 años

A esta edad, las enfermedades oculares generalmente no presentan síntomas en fases iniciales. Al entrar a la sexta década de vida, los padecimientos regularmente ya se vienen arrastrando de años anteriores, por lo que diagnosticarlas a tiempo cobra especial relevancia, ya que sin un tratamiento adecuado, se podría empeorar o incluso llegar a la ceguera. La más común entre estas patologías es la catarata, junto con la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) y el glaucoma.

Alta miopía

Igual que con la diabetes, los pacientes con alta miopía son conocedores de su mayor predisposición a padecer enfermedades como cataratas, desprendimiento de retina, glaucoma o degeneración macular. Es recomendable que pacientes con estas condiciones se sometan a revisiones anuales, pues en sus primeras fases, no presentan síntomas aparentes.

Diabetes

Este tema ya es muy conocido por los pacientes diabéticos, pero es importante recordar que así como revisan el control de sus niveles de glicerina, mantienen hábitos saludables y toman sus medicamentos correspondientes, es necesario que hagan revisiones oculares por lo menos cada año, por el alto riesgo de padecer enfermedades de retina, especialmente la retinopatía diabética.

A considerarse

No nos sirve someternos a revisiones oculares periódicas si no lo complementamos con otras sencillas medidas de prevención que deberemos incorporar a nuestra vida diaria. Es aconsejable proteger los ojos con gafas adecuadas a la actividad que vayamos a realizar (manipular elementos peligrosos, maquinarias, equipos con resplandecencia como monitores y computadoras, determinadas actividades deportivas, etcétera), especialmente en niños y adolescentes. Igualmente, es recomendable proteger los ojos al realizar actividades más o menos cotidianas, como puede ser el uso de piscinas (cloro) o al manipular determinados productos químicos en el hogar.

Es imprescindible también el uso de gafas de sol homologadas y con filtros adecuados, durante los periodos de alta exposición a la radiación solar. Del mismo modo es muy importante lubricar e hidratar los ojos cuando las condiciones atmosféricas (altas temperaturas, viento) provoquen sequedad ocular.

Para mayor información, pueden contactarnos en los teléfonos 5250-0770 y 5545-5254 o a los correos electrónicos eyecoreyes@gmail.com y eyecoescalante@gmail.com