Innovación en Oftalmología
  • Email
    eyecoreyes@gmail.com
    eyecoescalante@gmail.com
  • Teléfono
    5250-0770
    5545-5254

Información para el paciente

  • home  /
  • Información para el paciente
Astigmatismo
octubre 2018

Uno de los defectos de refracción más comunes es el astigmatismo.
Se trata de una anomalía en que la curvatura de la córnea no es la misma en todos sus meridianos. Esto provoca que la luz que ingresa al ojo se enfoque en diferentes puntos de la retina haciendo que la visión sea borrosa o distorsionada.
Explicado de forma sencilla, el paciente ve desenfocado, a veces como con doble imagen o incluso algo deformada.
Este problema puede afectar a uno o ambos ojos y es detectado habitualmente en el examen clínico oftalmológico.

En ocasiones, sobretodo en astigmatismos altos, es necesario realizar una topografía corneal para estudiar la forma de la córnea y descartar que el astigmatismo no esté siendo generado por una enfermedad de la córnea, como por ejemplo el queratocono.

El astigmatismo se puede corregir habitualmente mediante el uso de lentes ópticos o de contacto, pero la cirugía refractiva también es una posibilidad y, en caso de pacientes que se operan de cataratas, se puede compensar con lentes intraoculares tóricas.

Astigmatismo miópico

El astigmatismo miópico aparece combinado con la miopía, es decir, uno o ambos ejes principales del ojo enfocan como miopes. Tanto la miopía como el astigmatismo son defectos de refracción por deformación de la córnea.

Astigmatismo hipermetrópico

El astigmatismo hipermetrópico aparece combinado con la hipermetropía. En este caso si ambos ojos enfocan como hipermétropes lo hacen en diferente grado. Por tanto, este tipo de defecto refractivo produce visión borrosa a todas las distancias, pero principalmente en los objetos cercanos.

Astigmatismo regular

Los dos ejes principales se sitúan en ángulo recto. Es el astigmatismo más habitual y se puede corregir con lentes de contacto.

Astigmatismo irregular

Los dos ejes principales no se sitúan en ángulo recto uno respecto al otro. Puede ser originado por un queratocono y difícilmente se puede corregir con lentes de contacto.

Astigmatismo simple

Una de las líneas focales se sitúa sobre la retina y la otra delante o detrás de la misma. Por tanto, un eje es emétrope (sin graduación) y otro no. Puede clasificarse a su vez en astigmatismo miópico simple (el eje vertical es miope) y astigmatismo hipermetrópico simple ( el eje horizontal es hipermétrope)

Astigmatismo compuesto

Ninguna de las dos líneas focales se sitúa sobre la retina y ningún eje es emétrope. Puede ser: astigmatismo miópico compuesto (los dos ejes son miopes), astigmatismo hipermetrópico compuesto (los dos ejes sin hipermétropes) y astigmatismo mixto (un eje es miope y el otro es hipermétrope).

La condición de esta estructura puede estar determinada genéticamente, por una lesión en la córnea o haber sido provocada tras algunas intervenciones quirúrgicas, como por ejemplo tras un trasplante de córnea o una cirugía de cataratas o cristalino.
También puede tener su origen tras una enfermedad o presión existente detrás del ojo que afecte a otros nervios, aunque la córnea suele ser la responsable en la mayoría de casos. Así pues, aunque su aparición científicamente aún se desconoce, la probabilidad de desarrollar astigmatismo es hereditaria.

Generalmente este defecto suele ser estable durante toda la vida.
Por su parte, no es cierto el mito de que el astigmatismo pueda desarrollarse o empeorar debido a actividades como la lectura en condiciones de baja luminosidad o por sentarse muy cerca de la televisión.

Para mayor información, pueden contactarnos en los teléfonos 5250-0770 y 5545-5254 o a los correos electrónicos eyecoreyes@gmail.com y eyecoescalante@gmail.com